El hábito del uso de chupete o chuparse el dedo son hábitos de succión no nutritiva, se definen como la acción que ocurre casi instintivamente desde nacimiento, por ello en los primeros meses son considerados normales porque se asocian a la necesidad de satisfacción afectiva y de seguridad, pero su mantenimiento en el tiempo o años puede dañar la boca de los pequeños.
La succión debe ser ejercida solo durante un periodo de tiempo determinado y luego extinguirse progresivamente a medida que van apareciendo los primeros dientes. Existen secuelas eminentes tras el uso prolongado (más allá de los 2 años) y se relacionan las malformaciones de la boca y problemas en la posición de los dientes, es decir crecimientos incorrectos de los maxilares, provocando además mordidas cruzadas, abiertas y desvío de piezas dentarias, además de paladares profundos o estrechos, también caben otros factores que pueden ser causas tales como la predisposición genética.

Por eso papás y mamás desde nuestra clínica dental os invitamos a dejar los chupetes de vuestros niños ya que el hada de los dientes viene a recogerlos y llevarlos a los niños que lo necesitan porque ahora son muy pequeñitos y no tienen y a cambio ella os dará un regalito para que todos seáis felices.

LLÁMANOS Y VEN A VERNOS

C/ Ejércitos Españoles, 40, 03580 Alfaz del Pí, Alicante

Teléfono: 86-5649255

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario