Tras los dientes de leche, aparecen los dientes definitivos. Se supone que no se van a romper, pero hay muchas circunstancias que determinan que los dientes se rompan. Enfermedades como la periodontitis, caries, accidentes o caídas pueden hacer necesaria la instalación de una prótesis dental.

¿Qué es una prótesis dental?

La prótesis dental es una herramienta de salud bucodental destinada a reemplazar los dientes que se nos han ido cayendo. Se trata de reproducciones de los dientes por lo que su instalación hace que las personas tengan una serie de ventajas.

Estética

La sonrisa volverá a recuperar su esplendor al contar con todos los dientes.

Funcional

La persona que se ponga una prótesis dental no tendrá que estar pensando lo que puede como y lo que no.

Calidad de vida

La confianza y la autoestima de la persona que se ponga una prótesis dental mejorará.
Varias son las ventajas que tienen las prótesis dentales, al igual que son varios los tipos que nos podemos poner en la boca para sustituir lo dientes que nos faltan.

Tipos de prótesis dental

El tipo de prótesis dental que se ponga una persona dependerá de lo que desee de la misma. Dos son los tipos principales de prótesis que se puede colocar una persona:

Fija

Se pueden colocar tanto como implantes, coronas o puentes, dependiendo de las piezas que quedan en boca y del caso personalizado de cada paciente.

Removible

Son los famosos aparatos de quitar y poner, tanto dentaduras completas, como esqueléticos, o parciales removibles. Estos persiguen la sustitución de los dientes que se han ido perdiendo, para que no se produzcan problemas con el resto de los dientes.

PIDE CITA

Resultados